Con el arte en las mano: Tortas para Bodas

personaje

Desde siempre, el pastel de bodas ha sido uno de los elementos importantes de la celebración nupcial, tanto que la costumbre de que los novios se fotografíen junto a este perdura hasta la actualidad, pero hoy en día la tradición también se debe a que dichas tortas se han convertido, incluso, en protagonistas de la decoración de la fiesta por la belleza y riqueza de detalles que contienen. Una de las más talentosas en este campo es Gina Fabiani de Nácer, guayaquileña, conocida por su habilidad y gran talento a la hora de crear y elaborar hermosas tortas de novia.
Su historia se inicia, como ella dice, “jugando”: “Hice unas tortas para el cumpleaños de mis hijos y quedaron bonitas. Luego sus amigos y mi familia comenzaron a pedirme otras. Cuando me di cuenta de que podía hacerlo bien, que era una gracia que Dios me había dado en mis manos dije por qué no hacerlo para personas que no conozco y así se fue corriendo la voz”.

Si bien su fuerte eran las de cumpleaños, un día una señora le pidió una torta para la boda de su hija. “Yo le dije que no las hacía, pero ella me convenció. La hice y no lo podía creer cuando subía a dejarla en el Club de La Unión”, dice y cuenta que después de la primera empezaron a llegar los pedidos de otras rápidamente: “Esa primera torta fue mi carta de presentación”.

En la actualidad, continúa haciendo tortas de cumpleaños, además de pasteles para bautizos, primeras comuniones, baby showers y otros eventos.

LAS TENDENCIAS

Gina Fabiani de Nácer asegura que en la actualidad hay muchas opciones y flexibilidad en cuanto a tortas y que se puede usar de todo, excepto las figuras de los novios que se utilizaban hacen muchos años. Ella recomienda:
>Tortas altas, mínimo de 8 pisos; muy elaboradas, con muchos detalles.
> Los colores son los que la novia prefiera. Ya no es necesario que la torta tenga relación directa con la decoración de la fiesta, pero se aconseja que haya armonía.
> Las formas de los pisos pueden ser redondas, cuadradas, hexagonales, con forma de margarita o combinados entre sí.
> Se usan flores de pastillaje, pero también las naturales.
> Que la torta tenga un buen acabado y que no solo se vean bien de lejos.
> Que las minitortas tengan relación con la torta principal, si son diferentes en su diseño, es mejor no usarlas.
> La masa de las minitortas pueden ser de la masa tradicional, pero también de chocolate con manjar, con menta, con naranja, de nuez con amaretto, o surtidas.

gn

Historias especiales
Aunque no lleva la cuenta del número de tortas de novias que ha hecho, sabe que la más especial fue la de la boda de su hija. “Normalmente, la novia tiene que escoger su torta, pero ella me dijo que yo escogiera. No sabía qué hacer y pensé mucho tiempo hasta que una noche, a pocos días del matrimonio, empecé a trabajarla. Al día siguiente dije “no, esto no es ella” y la desbaraté. Volví a empezar hasta que una mañana mi hija se levantó y me dijo “mami, ¡esta es mi torta!’. Era de ocho pisos, con un guipur calado, tabloneados, una caída de flores. Muy elaborada, pero muy linda”, recuerda con emoción.

Asegura que las tortas que más le gusta hacer son las difíciles, las que son un verdadero reto y que después de conversar con las novias y ver cuál es su estilo, empieza a dibujar los bocetos hasta que estén contentas con la idea. “De lo que estoy segura es que las novias salen de aquí convencidas de que tendrán una linda torta, una torta con mucho rezo porque saben que mientras las voy haciendo estoy rezando por ellas porque quiero que tengan la felicidad que mi hija tiene en su matrimonio. Eso es lo que una madre anhela para sus hijas y eso es lo que yo quiero para todas las novias que pasan por mi casa”, señala Gina, quien si bien empezó en este oficio de manera empírica, con el tiempo se ha ido perfeccionando a través de cursos dentro y fuera del país.

Pocos saben que “mi suegra era la reina de las tortas en su época. No la conocí porque cuando fui enamorada de mi esposo ella ya había fallecido, pero esa es la coincidencia, es increíble. No nos conocimos, pero tenemos la misma afinidad”.

gn7Tortas perfectas
“Todas las tortas tienen su grado de dificultad, no hay torta fácil, siempre tienen algún encanto a lo que hay que ponerle especial atención”, dice y por eso asegura ser muy detallista: “Cuando la torta sale de aquí tiene que estar perfecta, si no no sale”. De ahí que recomienda que las novias elijan su torta seis meses antes de la boda, porque su elaboración puede tomar de dos a cuatro semanas.

Le encantaría que su hija, quien la ayuda a menudo y también tiene habilidad para esta labor, continúe con su trabajo. “Ella me ayuda, es mi crítica, es quien me sugiere cambios, siempre me acompaña a entregar las tortas y da el visto bueno final”, dice. ¿Hasta cuándo hará tortas? “Hasta cuando Dios me dé la habilidad en mis manos, hasta cuando El permita que yo tenga la salud para dedicarme a esto. Tengo un horario de trabajo muy fuerte, hay noches que no me puedo acostar a dormir y sigo de largo. Yo tengo mi ángel de la guarda que es mi madre, está a mi lado todos los días, ella no se acuesta mientras yo no lo haga, aunque esté cansada. Esto es lo mejor para mí, es un regalo que ella esté conmigo y que con mi hija sean mis compañeras en lo que hago”.

Fuente: Revistahogar

¿Todavía no tines las Torta para tu boda? ¿Que esperas? !Clic Aquí!

1.929 Visitas

Tambien te puede interesar