Para conversar de a dos: Las dos caras del dinero

Las dos caras del dinero: disfrutá del poder de la elección

El dinero puede despertar en vos, sonrisas de alegría cuando te comprás algo que te gratifica,  sensación de bienestar  al hacer ese viaje tan deseado y otras tantas emociones positivas. Pero también a través del dinero se arman historias de dominación y sumisión, de encuentros y desencuentros, de armonía y desacuerdo.

21

Si bien es cierto que en los últimos treinta años el rol de la mujer  fue modificándose y su realización está más allá de la maternidad, desde este sentimiento abre otros caminos, formación académica, crecimiento profesional, proyectos.

La mirada social de una u otra forma le sigue atribuyendo al hombre el rol protector y sostén económico, y a la mujer el rol de sostén emocional-familiar. Sumada a esta mirada, están los modelos familiares que cada uno tomó. De acuerdo a esto para uno puede ser importante el ahorro, para el otro tener total disponibilidad económica. Para uno, el concepto de gastos “importantes”, será uno y para el otro puede ser todo lo contrario.

Lo importante es que estas diferencias sean negociables para evitar que entren en una “zona de conflicto”.

Lo cierto es que años atrás todo parecía estar dado de una vez y para siempre, es decir los modelos familiares aprendidos se trasmitían de generación en generación, como una verdad absoluta, como una especie de tradición.  Lo bueno es que ahora puedes plantearte lo que creés que es lo mejor para ti. Por tu estilo de vida, por tu forma de pensar.

Estos cambios sociales traen inevitablemente cambios en la dinámica de la pareja. Si pensamos que el dinero es símbolo de seguridad, de poder y que de alguna manera va a determinar el rol de cada uno dentro de la pareja, es importante que chequen los acuerdos, y aprendan a negociar juntos las diferencias.

No hay una sola forma de administrar el dinero, el mío o el tuyo. Lo importante es aprender que hay una tercera opción: el nuestro. Me gustaría compartir con ustedes estos tips, que los pueden ayudar a no herir el amor.

0151

Es importante hablar incluso antes de comenzar la convivencia, del tema del dinero, como un tema más. Para saber que piensa el otro con respecto a la participación en los gastos mensuales, de cada uno teniendo en cuenta en ese porcentaje los ingresos individuales que no siempre son simétricos.

Es saludable poder acordar, una lista prioritaria de lo que son los “gastos extras”, cuánto del dinero en común van a destinar para viajes, diversión, ahorros. Es importante que la decisión sea en común más allá si el aporte económico no sea igualitario.

Intenten todos lo meses compartir un tiempo disentido para acordar los gastos de mes de acuerdo al ingreso en común, previendo separar un porcentaje de dinero en concepto de algún imprevisto mensual que pueda surgir.

Así como comparten espacios en común, amigos, diversión, proyectos y otros individuales es importante, para ti y tu pareja, para disfrutar un amor saludable. Que más allá de tener un espacio económico en común se pueda contar con una disponibilidad de dinero individual, donde nadie más que ustedes decidan en qué utilizarlo.

No es el dinero en sí el que produce los conflictos, sino el valor que cada uno le da y se ubica dentro de la pareja. El poder hablar a tiempo, el tomar el tema como natural, hace que se puedan armar acuerdos, tantas veces como la pareja lo necesite, ya que a lo largo del tiempo se viven cambios.

Por eso es importante la flexibilidad. Romper estereotipos, para vivir ese amor soñado, ese que es vivido desde las diferencias. Porque al verdadero amor como dice Jacinto Benavente…” no se lo conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece”.

¿Tenías en cuenta este tema? ¿Cómo pensabas manejarlo?

Fuente: Zankyou
Autor: Lic. Adriana Waisman

443 Visitas

Tambien te puede interesar