Tres razones para perder a tu prometido antes de la boda

madbride

Las mujeres esperan la proposición de matrimonio de su pareja con una ilusión especial. Ese día, rodilla en tierra, el prometido es un príncipe hecho hombre, lleno de dones y virtudes. La novia es la imagen de la ternura y el romanticismo, arrebolada de placer. ¿Cómo es que esta mujer puede convertirse en un ser odioso en pocas semanas y perder a su pareja, que huye despavorido.

Las mujeres tienden a volverse muy controladoras en lo que respecta a la organización de una boda. La novia se rodea de un clan femenino compuesto de familiares y amigas y comienza el proceso de construcción de un evento magnífico.

Poco importa qué opina el novio al respecto. Al principio, por una cuestión de protocolo, puede ser consultado acerca de algunos detalles generales como la fecha. Pero esto es puro marketing. Será la novia la que decida la estación del año, la dimensión de la boda, el lugar del evento y el estilo del mismo.

Poco a poco el novio va siendo relegado a la categoría de acompañante de la novia. Cuanto más avanzan los preparativos, más presión siente ella y más abandonado se siente él.

El aspecto dominante y estresado de una mujer es un aspecto que, muchas veces, era desconocido por el varón. El hombre comienza a tener un atisbo de lo que será su compañera en tiempos de crisis o presión de algún tipo… y, depende de la reacción, puede no gustarle nada lo que descubre .

Aunque te haya pedido matrimonio, nada le impide echarse atrás. Los famosos pies fríos (Cold feet) aparecen más facilmente si este tiempo previo a la boda está lleno de malas caras, estrés y pocas demostraciones de afecto. Si eres así en el momento más feliz de tu vida… ¿qué tendrás reservado para los tiempos difíciles?

Procura contener tus ansias de hacer de tu boda tu evento. Es una celebración para los dos. Incluso si tu novio quiere llevar una gorra de béisbol con su frac. Intenta compatibilizar los gustos de ambos y comparte todos los detalles con él.

Bridezilla

Algunas novias se vuelven literalmente locas. Mujeres centradas y equilibradas se convierten en maniáticas mientras organizan su boda. Las emociones las arrastran y se vuelven gritonas, autoritarias, volubles, lloronas y caprichosas. Todo gira en torno a su boda y ellas como figura central de la boda.

tumblr_m1gqhznTlt1qduin6o1_500

Los prometidos de estas bridezillas tienen que soportar con suma paciencia meses y meses de cambios en el temperamento de sus futuras esposas.

Es lógico que algunos no lo soporten. No tienen por qué hacerlo y es fácil cansarse de una situación ilógica como los caprichos de una niña de cinco años en el cuerpo de una novia de 25.

Los varones enamorados tienen una paciencia por encima de los normal, pero tienen sus límites. Si te conviertes en una bridezilla puedes tener consecuencias muy desagradables. Todos, incluído él, van a tener ganas de dejarte sola para siempre.

Una boda demasiado cara

Discusiones por los detalles de la boda. Colores,tipos de flores, lugar del evento, la ropa… en todo te va a dar el gusto tu enamorado. Cederá porque quiere verte feliz y sabe que esta boda es lo que has soñado desde pequeña. Después de todo, él espera que tú lo mimes en el Superbowl del año que viene cuando te pida que cocines para 12 amigotes.

noviaAhora bien, hay un tema muy delicado que tienes que compartir con él sin lugar a dudas. El presupuesto de la boda. El dinero es un asunto clave dentro de una pareja , aunque te parezca muy frío y poco romántico.

Aprender a compartir y consultar los gastos con el otro es un ejercicio que debes practicar desde el principio. Si tu hombre se siente agobiado con la desmesura de tus gastos que, además, no le has consultado, eso es motivo de una gran discusión. Una de esas peleas feas que pueden dejar huella y abrir puertas que no quieres abrir.

Lo aconsejable es que como en todos los puntos anteriores, consultes y compartas los gastos y presupuestos. Si hay que recortar de algún lado, lo harán juntos. Es un paso importante de cara al futuro.

361 Visitas

Tambien te puede interesar