11 personas que no deben ir a tu boda

Vuestra lista de invitados supera un número elevado de personas. Necesitáis un filtro, pues resulta imposible invitar a todo el mundo. ¡Os lo ponemos más fácil! Os mostramos 11 perfiles de personas que no hará falta que asistan a vuestra boda.

novios-amigos

Los invitados a vuestra boda serán la alegría del día. Personas muy queridas por vosotros que estarán agradecidos por la invitación y encantados de ver como os dais el “sí, quiero”.

Ahora bien, organizar la lista de invitados no es tarea fácil. Que si amigos, que si familia, que si parejas o hijos, conocidos… En vuestro evento querréis gente allegada a vosotros de verdad, pues serán los únicos testigos del gran momento. Por ello, no os sintáis mal si “olvidáis” invitar a alguien o creéis que no todo el mundo tiene cabida. Es vuestra boda y, por ende, elegiréis personas que queráis que asistan de verdad.

Pero por si andáis perdidos y necesitáis un pequeño empujón, a continuación os mostramos 11 perfiles de personas que mejor ¡invitar a un café!

1. Amigos complicados

En vuestro grupo de amistades no faltará el típico amigo difícil y poco sociable que, de por sí, rehuirá de bodas y actos que supongan la presencia de más de dos personas. Nadie es perfecto, esto es así, y estos amigos cumplen con el dicho. Si queréis conservar su amistad, lo mejor será que no les invitéis, pues nunca está de más ahorraros un “¿yo a una boda? ¡Ni en broma!”

¡Para todos los amigos complicados! Reservaos, eso sí, para una cena íntima con los novios (¡ellos invitan!).

gente-brindis

2. Compromisos familiares

El que les construyó la casa, aquel que conocieron en su último viaje, el hombre que hace treinta años que no ven o aquel de la mili que ha vuelto al pueblo. ¡No! Demostrad y dejad claro a vuestros padres que los queréis y adoráis, pero que los invitados a la boda son cosa vuestra.

Si veis que discuten, intentad llegar a un acuerdo con ellos, pues seguro que os echan más de una mano con la boda. Eso sí, recortad al máximo “sus privilegios” como papás y procurad que su lista de invitados no duplique la vuestra.

3. El jefe

Vale que es el jefe, de acuerdo que de él depende vuestro puesto y supervivencia económica. ¡Pero eso no significa que tenga que estar en cada momento de vuestras vidas! Con que su presencia se note en la cuenta a final de mes, suficiente. Además, ¿no querréis que vuestro jefe os vea con dos copitas de más, verdad?

maletn-jefe

4. Compañeros de trabajo

El de cuentas, marketing, programación… No, tampoco es necesario que invitéis a todos los compañeros de vuestro trabajo. De hecho, y si no tenéis una relación muy estrecha, no será necesario que invitéis a ningún compañero. ¡Eso sí! Quedaréis muy bien y traeréis muy buen rollo a la oficina si después del gran día o días antes invitáis a unas pastas. Un desayuno nupcial en plena oficina que agradecerán y tendrán en cuenta. ¡Por cierto! El jefe también está invitado.

5. Los exs

¡No, no y no! Ya podéis tener el mejor buen rollo del mundo o una amistad desde hace años. Lo sentimos, queridos exs, la boda no será ni el lugar ni el momento de reunión indicado, ¡ya habrá más días!

pareja-novios-modernos-tatuajes

6. Familiares lejanos

La prima segunda del pueblo de vuestros abuelos tampoco está invitada.

Sois muchos en vuestra familia y, como es normal, resultará imposible invitar a todos. ¡Tranquilos! Pues estos familiares ni siquiera sabrán que os casáis si no lo decís. Además os lo agradecerán, pues así ellos no se verán obligados a invitaros a vosotros. “Hoy por mí…”.

7. Amigos de Facebook

Reservad los amigos de Facebook para los me gustas en las fotos de la boda. ¡Entonces sí! Pero no hará falta que invitéis a amigos con los que únicamente tenéis un contacto online, a través de redes sociales y poco más. ¡Invitad a vuestra gente, familia y amistades de verdad!

facebook

8. Amigos, amigos…

El tiempo enfría amistades, es así. Por ello, y aunque guardéis un bonito recuerdo, no os sintáis obligados a invitar a amigos de la infancia, universidad o fiestas. Aunque si queréis que alguien anime la fiesta post boda, ¡quizás estos últimos si tengan cabida!

9. El cotilla de turno

¿No querréis que la gente sepa el color de vuestros zapatos o la forma del vestido y el traje antes de cruzar por la puerta de la iglesia, verdad? Ahorraros el disgusto y no invitéis a la boda al típico cotilla que se hizo amigo vuestro preguntando por el vecino del segundo. ¡Eso sí! Si algún día queréis un poco de salseo en una fiesta o cena, ¡adelante! ¿Quién mejor para animar el cotarro y poneros al día?

amiga-la-sensible

10. Vecinos

Y precisamente la vecina del segundo, ¡tampoco está invitada!

A no ser que tengáis una relación idílica, os conozcáis de siempre o haya muy buen rollo en vuestra comunidad, ¿qué necesidad hay de invitar a los vecinos? De acuerdo que son las personas que más veces os han visto en moño, pijama y zapatillas de estar por casa, ¡pero que una cosa no quite la otra!

11. Proveedores

Peluquero, maquillador o modisto. Tened claro que la relación con vuestros proveedores acaba cuando ya tenéis todo listo para vuestro grandísimo día. ¡Eso sí! Agradecedles el trabajo, recomendadlos si os han gustado y que vean una actitud positiva por vuestra parte. ¡Eso lo valorarán más que el estar invitados a la ceremonia!

peinado-trenza-1

¿Y vosotros? ¿Ya tenéis vuestra lista de “no invitados” hecha?

Fuente: BodasMX

322 Visitas

Tambien te puede interesar