Cómo llevar el ramo de novia

Uno de los complementos más bonitos y románticos de la novia es el ramo. Sin embargo, no es algo que estés acostumbradas a llevar cada día, por eso, hay que saber cómo llevarlo. Te damos las claves.

t30_1_288173

Uno de los accesorios que más refleja la personalidad de la novia son las flores que lleva en el ramo. Si quieres lucirlo como se merece no dejes de leer los consejos que te damos:

La entrada en la iglesia es uno de los momentos más emocionantes de la boda donde el ramo va a tener más protagonismo. Recuerda llevarlo cogido con la mano que no cojas al padrino para ir más cómoda.

Por el contrario, una vez terminada la ceremonia, deberás llevar el ramo en la misma mano con la que cojas a tu marido. Así tendrás la otra libre para lo que necesites; recoger el vestido, abrazar a la gente, protegerte del arroz cuando os lo lancen…

Lo más importante es llevar el ramo de una forma natural, es decir, con la que te sientas cómoda. Sin embargo, debes tener en cuenta que es un elemento que se debe ver y, por tanto, no hay que llevarlo ni muy alzado ni caído, sino a la altura justa para que todos lo vean de forma que las flores estén mirando hacia adelante.

Aunque es común ver el ramo cogido con dos manos a la altura de la cintura, no es una manera natural ni demasiado cómoda de llevarlo, sino más bien una postura para las fotos. Por eso, te recomendamos que lo cojas de manera decidida pero sin apretar demasiado y que cuando estés de pie lo mantengas a la altura de la cadera que te puede servir de pequeño apoyo.

t30_1_298754

En una boda está todo ensayado y el ramo no iba a ser menos. Ensaya en casa andando por el pasillo, haz pruebas delante del espejo para saber cómo cogerlo y practica movimientos. Puede parecer una tontería, pero te aseguramos que el día de la boda lo agradecerás.

Es aconsejable que cuando vayas a recoger el ramo, pruebes a sostenerlo tal y como crees que lo harás el día de la boda. Así, si tienes dudas, puedes consultar con tu florista la forma de asirlo.

Al escoger el ramo tienes que tener en cuenta el tamaño en relación con tu estatura y el volumen de tu vestido. Todo es un conjunto que tiene que cumplir unas proporciones. Por ejemplo, si eres bajita no te recomendamos un ramo demasiado grande, así como si eres de complexión ancha no escojas un ramo demasiado pequeño.

Ten en cuenta el peso; cuanto más ligero mejor. Piensa que vas a cargar todo el día con él y se te puede hacer pesado. La empuñadura debe estar bien rematada, además de por estética, para evitar que se deshaga.

t30_1_232096

No todos los ramos se cogen igual porque hay algunos que distan mucho del ramo tradicional. Por una parte recuerda que los bouquets deben agarrarse por el tallo lo más arriba posible y que los ramos tipo vara se deben llevar apoyados en el brazo como si fueran un bebé para que molesten menos.

Tanto si lo vas a regalar el ramo como si te lo vas a quedar como recuerdo, intenta cumplir estos consejos y lo llevarás con seguridad como si fuera un complemento más.

Fuente: BodasMX

258 Visitas

Tambien te puede interesar